martes, 24 de agosto de 2010

Terapia. 10 momentos para preocuparse.

1. "Sería un buen momento para hacer una interconsulta. Una consulta con otro tipo de profesional..."
2. "Ahá... eso nunca me lo habías dicho... mmm... algún otro tipo de conportamiento, así.... fóbico??"
3. "Sería bueno que vinieras dos veces por semana. No, no importa, me seguís pagando lo mismo".
4. "Siempre tuviste ese tipo de reacciones?" (cara de pánico)
5. "Vos sabés que no es normal esto que me estás comentando..."
6. "Claro. Y me decís que esto lo hacés sí o sí antes de salir de casa. Ahá. Y que si no lo hacés, no te podés ir? Bien..."
7. "Entonces no podés dormir más de 4 horas por día... Bueno." (aquí retome ítem 1)
8. "No, no te preocupes, el próximo paciente no tiene apuro, seguí contándome".
9. "Pensaba irme una semanita de vacaciones, pero visto y considerando..."
10. Silencios prolongados por más de 12 minutos. Plus si a esto se le suma mirada cargada de pánico. Plus si su terapeuta sale del consultorio sin dar explicaciones y nunca vuelve.

2 comentarios:

Catalina dijo...

Llego el momento de dejar al terapeuta y buscar un analista serio.

José Luis dijo...

No más de 4 horas al día? Bienvenida a mi mundo. Te faltan dos o tres años de pasar por más pastillas que rockero ochentoso hasta que te terminan dando ésa que está de moda (no, no la voy a nombrar) y anda razonablemente bien.

Enjoy.